ACCESO A LA JUSTICIA

A- A A+

SALA CONSTITUCIONAL SE CAPACITA EN DISCAPACIDAD VISUAL

“En un mundo lleno de diferencias la normalidad no existe”
SALA CONSTITUCIONAL SE CAPACITA EN DISCAPACIDAD VISUAL

 

La actividad se llevo a cabo el pasado 15 de abril en el Salón de Expresidentes de la Corte Suprema de Justicia

 

Imagen de funcionarios y funcionarias de la Sala Constitucional Como una iniciativa de la Oficina de la Magistrada Hernández López, magistrada de la Sala Constitucional, se llevó a cabo la charla "Conociendo la discapacidad visual en el paradigma de los derechos humanos y la accesibilidad". Esta charla fue dirigida al personal del Tribunal con el objetivo de que se capaciten sobre los principales problemas que enfrentan las personas con discapacidad visual en la sociedad.

Los panelistas fueron el señor Enrique Quirós Chaves, docente de Estudios Sociales y Formación Ciudadana del Instituto Helen Keller, la señora Martha Gross Martínez, docente y especialista en discapacidad visual de la UCR, la señora Yorleny Sánchez Zamora quien es docente especialista en discapacidad visual del Centro Nacional de Educación Especial Fernando Centeno Güell, la señora Liseth Calvo Alpízar, docente especialista en discapacidad visual y la señora Carolina Rosales Gamboa, docente especialista en discapacidad visual del Centro Fernando Centeno Güell.

La señora Martha Gross inició la actividad con una retrospectiva de los paradigmas tradicionales sobre el tema de la discapacidad. Realizó un recuento de los grandes obstáculos que enfrentaron y enfrentan las personas ciegas; la aparición de asilos y lugares para introducirlas para apartarlas de la "normalidad". Hasta que el siglo XIX ya aparecen instituciones con iniciativas más concretas para que puedan leer y escribir, surgiendo así el derecho de la alfabetización para personas ciegas.

En Costa Rica se les enseñaba oficios, tales como, hacer escobas, colchones, ebanistería y el sistema braille. Todo esto antes de abrir la Escuela Fernando Centeno Güell, la primera escuela que de forma especializada fue formando para más que tener un oficio.

Una dinámica para colocarse en los zapatos de los demás.

Con el objetivo de ponerse en los zapatos de las personas ciegas, la docente Carolina Rosales colocó a los presentes, una serie de simuladores con diferentes grados de visibilidad y los retó a caminar por los pasillos, subir y bajar un piso.

Rosales estuvo muy satisfecha de la actividad, ya que todos participaron en una dinámica que, en otros lugares, las personas ni se atreven a llevar a cabo. “Esta actividad es una forma de darnos cuenta que tan accesible es este edificio y que obstáculos podemos encontrar en el entorno de una persona con discapacidad visual” añadió Rosales.

Miedo, inseguridad, vulnerabilidad, dependencia de los demás, “un mundo caminar así”, fueron las expresiones de los participantes. El sentir por unos minutos lo que diariamente enfrentan las personas con discapacidad visual es un enorme golpe con la realidad. Aceras malas, alcantarillas sin tapas, falta de rampas, vehículos mal estacionados son trampas para las personas con discapacidad.

 

Apoyo técnico para movilizarse.

Otro de los puntos medulares de esta charla fue la exposición de todos los diferentes materiales de apoyo para las personas ciegas. La señora Liseth Calvo Alpízar explicó los diferentes problemas de ceguera que existen y las ayudas ópticas y no ópticas que existen.Imagen de funcionarios y funcionarias de la Sala Constitucional

“Es importante realizar un diagnóstico a la persona para saber concretamente cuál es su grado de ceguera o bien si es una persona totalmente ciega, con el objetivo de cumplir con sus verdaderas necesidades” expresó Calvo al indicar que existen múltiples variables para mejorar la vida de las personas con discapacidad visual. Una vez con el diagnóstico se pueden aplicar las ayudas técnicas que buscan promover la independencia de la persona. Estas ayudas deben ser oportunas, efectivas y de calidad.

Las ayudas no ópticas, son las más sencillas y baratas. Se tratan, por ejemplo de hojas con reglones anchos, el uso de letras más grandes, un tiposcopio, el uso de un sombrero, un atril de lectura, una buena iluminación, los tipos de letra, entre otros. Las ayudas ópticas son los lentes, telescopios, microscopios, las lupas, e instrumentos diseñados para ese propósito.

Finalmente, Enrique Quirós Chaves, docente de Estudios Sociales habló sobre los avances tecnológicos que han venido a facilitar la vida a las personas con discapacidad visual. Específicamente, de la Tiflotecnología como el conjunto de teorías y técnicas que permiten el aprovechamiento práctico de los conocimientos tecnológicos aplicados a personas ciegas o con baja visión. Esta nueva tecnología es una tecnología de apoyo. “Cualquier aparato puede volverse un recurso que beneficie a una persona con discapacidad visual o de baja visión” indicó Quirós.

Asimismo, es importante destacar que al igual que las personas ciegas en su totalidad, también existe un grupo considerable de personas con baja visión, que igualmente para desarrollarse con independencia necesitan de todas estas nuevas tecnologías. La accesibilidad de eso se trata… de ponerse en los zapatos de los demás y buscar alternativas que mejoren la vida de las personas que lo necesitan, ya sea con herramientas físicas o tecnológicas a través de nuevas aplicaciones.

Utilicemos el lenguaje inclusivo

Lenguaje no inclusivo Lenguaje inclusivo

Cieguito

Incapacitado

Inválido

La clave para manejar un lenguaje inclusivo es utilizar la palabra PERSONA

No vidente

Persona con discapacidad visual
Invidente Persona ciega
Especial Persona con baja visión
Discapacitado Persona en condición de discapacidad visual